Drenaje Linfático

Este masaje tiene como objetivo mejorar la circulación de la linfa a través del cuerpo. Utilizando una determinada cantidad de presión, este masaje incita a los músculos para impulsar el flujo de la linfa a través de los vasos linfáticos hacia los ganglios linfáticos, y desde ahí es dirigida por los conductos linfáticos hacia los conductos torácicos, lo que hace que se drenen del cuerpo. El drenaje linfático provocado por este tipo de masaje elimina los depósitos de toxinas y grasas, lo que reduce la celulitis.

¿Sabía que el drenaje linfático también ayuda a eliminar la celulitis? La celulitis se forma cuando los depósitos de grasa se acumulan en las capas subcutáneas de la piel, a la larga dando la apariencia de una cáscara de naranja que puede resultar poco agradable para la vista. La falta de ejercicio, malos hábitos alimenticios, y una predisposición a ganar peso, contribuyen a que la celulitis se albergue en el cuerpo. Una de las principales causas de la acumulación de la celulitis se enfoca en la calidad de la circulación linfática. La linfa contiene glóbulos blancos y ayuda a eliminar los residuos líquidos del cuerpo, y provee a las células con la nutrición que necesitan. La linfa en circulación significa que los glóbulos blancos se encuentran saludables, lo cual es esencial para tener un sistema inmunológico saludable. Si no se mueve libremente por el cuerpo, las toxinas y los depósitos de grasa se continúan acumulando y las células se ven privadas de su nutrición, resultando eventualmente en la celulitis. Así que para eliminar la celulitis, el primer paso es conseguir el adecuado movimiento linfático, lo que asegura que todos los líquidos residuales sean expulsados del cuerpo. El drenaje linfático, un tipo especial de masaje, se puede emplear para eliminar la celulitis y activar la circulación de la linfa.